"En un mundo lleno de odio debemos atrevernos a la esperanza. En un mundo lleno de ira debemos atrevernos a confortar. En un mundo lleno de desesperación aún tenemos que atrevernos a Soñar. Y en un mundo lleno de desconfianza debemos atrevernos a creer..."

jueves, 21 de junio de 2012

Ese cuento


Cuéntame esa historia otra vez, esa en la que éramos dueños de nuestros sueños, que no se escapaban entre nuestros dedos cuando tratábamos de conquistarlos.

Cuéntame esa historia donde no había miedos ni fracasos, donde el pasado no dolía, ni amenazaba con destrozarnos. Donde sólo estábamos tú y yo sin más aliento que un par de sonrisas en los labios.


Cuéntame aquel cuento que terminaba con el inicio, con lo que ya sabemos o con lo que no se sabe pero se intuye. Y con lo que jamás será, pero que es real como los latidos del tiempo sobre nuestras espaldas. Eso que sabemos y no aceptamos. Y el final, enrevesado entre palabras sin sentido, que desconocemos y tememos que nos alcancen.


Cuéntame ese futuro que querías para mí. Y el que querías para ti. Y el que se quedó en el cajón porque era demasiado tímido para crecer. Y el nuestro, que nació y murió en un suspiro, por miedo. O por falta de ganas.


Cuéntame lo que jamás le contarías a tu almohada. Cuéntame las estrellas y las quimeras que hemos depositado en ellas. Dime si brillan por nosotros.


Tal vez sea hora de recolectar lo que sembramos en esas lunas pasadas y empezar a construir con piedras de arcoíris nuestros caminos.


Separados. Paralelos. Unidos.


No importa, te veo en el horizonte y entre tus manos ese cuento que nunca me contarás. Ese en el que querías que la princesa te rescatara de tus pesadillas. Ese en el que te invitaría a ver viejas puestas de sol. Y comeríais gominolas hasta que la luna apareciera en el firmamento.


Viajemos sobre el universo. Esa historia aún es gratis y no duele. 

Cristina Carrión Rodríguez
21/06/2012

1 comentario:

  1. Increible... Tenía ganas de leer algo nuevo que hubieras escrito y esto es muy bueno. ¡Bravo! Perdona que me deshaga en aplausos... me ha gustado muchísimo. ;)

    ResponderEliminar