"En un mundo lleno de odio debemos atrevernos a la esperanza. En un mundo lleno de ira debemos atrevernos a confortar. En un mundo lleno de desesperación aún tenemos que atrevernos a Soñar. Y en un mundo lleno de desconfianza debemos atrevernos a creer..."

jueves, 28 de julio de 2011

Sueños no natos


Hay sueños que no se materializan en palabras porque tienen miedo de hacerse reales. Existen sueños que permanecen eternamente dormidos, sin esperar a ser invocados por algún alma solitaria.
Son sueños tan efímeros que el simple hecho de imaginarlos hace que se tambaleen contra un abismo impreciso.

Se desvanecen nada más susurrarlos a la nada de nuestros pensamientos, mueren bajo el peso de la realidad gris. Son tan débiles que no puedes ni probar a que saben sin que desaparezcan antes de rozar tus labios. No puedes observarlos en la distancia, pues el simple roce de una mirada utópica basta para que jamás hayan existido.

Son utopías que, en manos de personas adecuadas, podrían ser grandes sueños, pero sus dueños no se atreven a pensarlos, porque mueren antes de ser concebidos. Mueren ante la lengua cruel de la razón que, obstinada, se empeña en destruir todos y cada uno de los vestigios de nubes que pueden brotar en la mirada de los niños.

No existen y van a parar al cielo de los sueños no natos, de los sueños increíbles que tienen miedo de vivir.

Cristina Carrión Rodríguez
27/07/2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario