"En un mundo lleno de odio debemos atrevernos a la esperanza. En un mundo lleno de ira debemos atrevernos a confortar. En un mundo lleno de desesperación aún tenemos que atrevernos a Soñar. Y en un mundo lleno de desconfianza debemos atrevernos a creer..."

miércoles, 27 de julio de 2011

Aullido


Kiba
En cuanto se dio cuenta de que los barrotes que lo mantenían preso habían desaparecido, echó a correr como si de ello dependiera su vida entera. Pudo oír los fuertes y atropellados latidos de su corazón retumbar contra sus oídos, sentía la emoción de la velocidad recorrer su espina dorsal. Se le erizó el lomo, estaba completamente fuera de sí. Sólo veía las siluetas de los árboles arremolinándose como sombras borrosas a su alrededor, podía percibir el olor del aire fresco que corría tras él, en una loca persecución que hasta ahora sólo había tenido cabida en sus sueños. La mullida nieve cedía bajo sus pezuñas, que la arañaban en su carrera contra el viento. Sintió en sus pulmones el oxígeno, frío y libre. Supo que ya nada le detendría. Apretó el trote y un aullido de inmensa dicha se escapó de su garganta. Y su pelaje blanco se perdió entre destellos en la inmensidad del bosque.

- Se terminó – susurró una voz tras la jaula.

La mujer le miró sonriente.
- Sí, ahora es libre.

Cristina Carrión Rodríguez
27/07/2011

1 comentario:

  1. ¿Sabías que escribes super bien?
    ¡ME ENCANTA!

    Además, tu blog es demasiado original. Da gusto seguirlo.
    Mi estilo es más "despreocupado" por decirlo así, pero tu estilo simplemente es encantador.
    ¡Me ha fascinado!

    Ya te estoy siguiendo, gracias por el comentario que dejaste en mi blog. Espero verte por ahí seguido, aunque lo que escriba a veces sea tan... deplorable.

    Un beso GIGANTE.
    ¡See you!

    ResponderEliminar