"En un mundo lleno de odio debemos atrevernos a la esperanza. En un mundo lleno de ira debemos atrevernos a confortar. En un mundo lleno de desesperación aún tenemos que atrevernos a Soñar. Y en un mundo lleno de desconfianza debemos atrevernos a creer..."

domingo, 20 de marzo de 2011

Hay cosas que es mejor no decir.

Lonely




Hay cosas que es mejor no decir. Hay cosas que es mejor guardarlas bajo la piel, depositarlas en una urna y dejar que el olvido las acaricie con sus manos de plata. A veces habrán de salir. A veces atormentarán a nuestros corazones forjados en desdichas, sacudirán los cimientos de nuestras creencias y nos harán creer que son las únicas cosas importantes en nuestras vidas. Susurrarán las palabras que queremos oír. Nos encandilarán con sus miradas hipnotizantes. Y soñaremos lo que no tenemos. Seremos lo que no somos. Pero deberemos de guardarlas de nuevo, porque son cosas que hieren. Son miradas que piden a gritos que caigas con ellas al vacío. Son sonrisas que encandilan y te hacen perder la noción del tiempo. Son venenosas palabras, son caricias engatusadoras. Son pensamientos desgarradores que tiemblan al tocarlos. No, es mejor que duerman en nuestro interior, es mejor no despertarlas, es mejor no crear un monstruo que pueda devorarnos y escupir nuestros restos al mundo real, nuestras ropas vacías, nuestros corazones solitarios… Condénate a esta vida, que sabes que es tuya y no confíes en esos sueños que acunan tus noches, esas en las que ni la Luna te acompaña. Son sueños traicioneros, son los deseos más profundos de tu alma, que pugnan por salir al exterior y gritar lo que en realidad quieres. Esos sueños deben morir, porque tus anhelos no se pueden cumplir. No en esta vida.

Cristina Carrión Rodríguez
19/3/2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario