El día que con las manos el cielo toque, entre redobles, millones de estrellas me acompañarán a la guerra.

martes, 1 de junio de 2010

Pensamiento

Por las enredaderas de tu cuerpo
trepé.
Por el océano de tu garganta
naufragué.
Viajé por tu infinita mirada dorada.
Susurré palabras bonitas a tu oído
y tus labios respondieron con besos.

Robé cada movimiento de tus manos.
Sentí cada respiración en mi piel.

Jugamos entre sábanas blancas
y lienzos de color madera.

Las luces de la noche
nos llevaban a callejones inexistentes.

Y como mariposas volábamos,
yo en tu cuerpo
y tú en el mío.

Locura bella,
surquemos de nuevo
el cielo.
Y hazme soñar
con horizontes plateados
otra vez…

Horizontes libres…

No hay comentarios:

Publicar un comentario