El día que con las manos el cielo toque, entre redobles, millones de estrellas me acompañarán a la guerra.

jueves, 28 de enero de 2010

Letargo

Ojos que matan,
palabras sangrantes
que no dicen nada.
El tacto de su mano
contra otra mano.

Dolor.

El viento se lleva su recuerdo,
Pero su olor, su esencia
sigue aquí,
quemando todo lo que su aliento roza.

Sufres.

La Luna hoy llora roja,
flechas venenosas se clavan en ella.

Y el susurro del mar…
Como una caricia reconforta
un corazón destrozado
por la avaricia del ser humano.

No dejes de soñar,
pues en el mundo de los sueños,
estarás tranquilo.

No despiertes, por favor.


04/08/09
Cristina Carrión Rodríguez

No hay comentarios:

Publicar un comentario